Confección

Una vez que la tela es tejida con las medidas, puntadas y materiales correctos, es ingresada a nuestra área de confección, conformada por los procesos de hilván, plancha, corte, armado, revisión y terminado.

Contamos con un sistema modular que nos permite mantener nuestra cadena de valor, optimizando nuestros tiempos de producción y teniendo como base los estándares que garanticen nuestro sistema de revisión de calidad “paso a paso”.

El proceso de hilván: es una costura provisoria y básica de puntadas largas con la cual se preparan las piezas de tela para su costura final. Permite así sujetar de forma temporal las distintas partes de una prenda para planchar y continuar con el proceso.

El proceso de corte: garantiza las medidas en base a un cuadro de tallas establecidas por el cliente.

El proceso de armado: cuenta con colaboradores capacitados en el manejo de máquinas rectas, overlock, recubridoras y remalladoras para asegurar el mejor acabado de nuestra prenda tejida.

El proceso de plancha: este se conforma de dos etapas. Inicial se realiza la plancha de tela (tejido) y final la plancha de la prenda tejida ya confeccionada.

El paso final, es agregar ese “plus” a cada prenda. Con el cuidado de cada detalle extra, botones personalizados o marquillas hechas en láser con la marca de cada cliente, pedrería, apliques, estampados o bordados que le den ese toque de diseño que el consumidor final está buscando.

Continua revisando nuestros procesos

Shopping cart

0

No hay productos en el carrito.

Hit Enter to search or Esc key to close